width: 100%;

RECUPERACIÓN

Los ecosistemas naturales se degradan por diferentes factores ya sea directamente por la destrucción de su cobertura de vegetación o por la eliminación de especies silvestres, contaminación, incendios, erosión, impactos del cambio climático, ingresión de especies exóticas y enfermedades, entre otros. En el Bosque Chiquitano el factor principal de degradación ha sido la deforestación y el reemplazo del bosque nativo por sistemas productivos que, en muchos casos, han generado la pérdida de biodiversidad, desertificación, fragmentación del bosque, alteración de los ríos y fuentes de agua, y recientemente el fuego como motor de la degradación. 

Durante el 2019 han sucedido una serie de incendios de la vegetación en el oriente de Bolivia, especialmente en la región de la Chiquitania. El pico de estos incendios ocurrió entre julio y octubre. A nivel del Bosque Chiquitano se afectaron alrededor de 4 millones de hectáreas, de las cuales algo más del 70% correspondió a cobertura de vegetación leñosa (bosques y matorrales, sobre todo del Cerrado). Es posible que este fenómeno se repita con mayor frecuencia por la confluencia de diversos factores, colonización, deforestación y mayor sequía por el cambio climático. 

La FCBC hace 20 años consideraba que la conservación del bosque debía ser el camino para preservar los valores naturales en la Chiquitania y hoy considera e incorpora como un eje estratégico importante, la recuperación de los ecosistemas degradados por los incendios del 2019 y previendo que las áreas deforestadas en sitios clave para la conservación de la biodiversidad requerirán también, en su momento, acciones de recuperación. Esta recuperación se debe realizar con un enfoque integral tomando como referencia el concepto de restauración ecológica de la Society of Ecological Restoration (https://www.ser.org) que señala que la restauración ecológica es el proceso de ayudar a la recuperación de un ecosistema que ha sido degradado, dañado o destruido. En ese sentido y como en el caso de la Chiquitania hay diferentes ecosistemas afectados, la recuperación pasa principalmente por la protección de los sitios y favorecer la regeneración natural. 

La meta del trabajo de la Fundación para los próximos cinco años es que el 100% de las áreas prioritarias para la conservación, especialmente las áreas protegidas, las fuentes de agua y los corredores de conectividad, afectadas por los incendios del 2019, sean consideradas en los procesos de restauración ecológica por parte de múltiples actores, con incidencia o acciones concretas de parte de la institución. 

Los ejes de Recuperación que la FCBC ha priorizado son:

Escala Regional

  • Diagnóstico, diseño e implementación del plan integral de restauración

Contribuir en el diagnóstico de las áreas afectadas por los incendios a través del Observatorio del Bosque Chiquitano y en la evaluación en sitios específicos, para establecer el nivel de daño ocasionado a los sistemas naturales, medios de vida de las poblaciones locales y las fuentes de agua y participar activamente en el diseño e implementación del plan de restauración oficial liderado por el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.

Para ello, la FCBC trabaja en:

 

  • Identificar y priorizar las áreas más importantes para recuperar conectividad entre bloques de bosques y áreas protegidas y como insumos para el plan de restauración oficial y que aporten a la funcionalidad de los ecosistemas a escala de paisaje
  • Identificar y priorizar las áreas de cuencas hídricas (cabeceras principalmente) que requieran acciones de protección y / o restauración para ser consideradas en el plan de restauración oficial y para promover iniciativas locales
  • Monitorear y evaluar a través del OBSCH (Observatorio del Bosque Seco Chiquitano) los resultados de la recuperación de los ecosistemas afectados y medir la eficacia/eficiencia de los programas de protección y /o restauración.

Escala municipal

Aportar técnicamente a los gobiernos municipales en incorporar en su planificación y gestión, las diferentes iniciativas tanto públicas como privadas de restauración de los ecosistemas y sitios afectados por la degradación y los incendios. Los Planes Territoriales de Desarrollo Integral (PTDI) son los instrumentos oficiales donde deben realizar los ajustes que respondan a estas necesidades de restauración.

Por lo tanto, la FCBC trabaja en:

  • Lograr que los PTDI sean revisados y ajustados bajo un enfoque de gestión de riesgos,
  • Incorporar en los PTDI unidades especiales de uso y ocupación del territorio destinadas a la recuperación de ecosistemas y restauración de sitios críticos para la conectividad y la conservación de la biodiversidad y de las fuentes de agua
  • Fortalecer capacidades en los gobiernos municipales para la implementación y monitoreo de los PTDI a través de la asistencia técnica y la capacitación.

 

Escala local

    Recuperar e incrementar la resiliencia de las comunidades más vulnerables afectadas por los procesos de degradación ambiental y promover iniciativas de protección y restauración en sitios importantes para la conservación de la biodiversidad, incluyendo las áreas protegidas que estuvieron sujetas a los incendios forestales.

    Por lo tanto, la FCBC trabaja en:

    • Mejorar y recuperar los medios de vida de las comunidades locales que han sido afectadas por los incendios a través de:
    • El establecimiento de parcelas con sistemas agroforestales en sitios degradados o afectados por los incendios y vinculados a comunidades vulnerables, utilizando especies forestales del Bosque Chiquitano, que mejoren en el corto y mediano plazo la seguridad alimentaria de las comunidades locales
    • La reforestación con especies nativas del Bosque Chiquitano con valor comercial, con fines de recuperación de suelos e incremento de cobertura, que al mediano y largo plazo represente ingresos económicos a las familias indígenas y campesinas.
    • La protección y recuperación de las fuentes de agua de las comunidades indígenas y campesinas a través de la restauración asistida, que incluya fijación de suelos, reforestación, encerramiento y otras prácticas adecuadas
    • La creación y/o fortalecimiento de las capacidades locales de prevención y combate de incendios forestales.
    • Promover e implementar acciones de restauración activa en áreas prioritarias de conectividad mediante clausuras, restauración asistida y/o reforestación en sitios clave de conectividad como por la fragmentación de afectadas tanto por los fuegos bosques,.
    • Promover e implementar acciones de restauración activa, adaptadas a las condiciones técnico-jurídicas de tenencia y socio-económicas, en áreas prioritarias de conectividad afectadas por los incendios forestales, la degradación por deforestación y fragmentación de los bosques, a través de iniciativas piloto y experimentales de clausuras, restauración asistida y/o reforestación con especies originales del Bosque Chiquitano.
    • Contribuir en identificar y priorizar los sectores de las áreas protegidas nacionales y subnacionales que fueron afectadas por los fuegos, evaluando nivel de daño, características ecológicas de los sitios, condiciones de gobernanza y viabilidad ecológica y económica para la restauración.
    • Apoyar a las áreas protegidas tanto nacionales como subnacionales en las acciones de recuperación de sectores de alto valor para la conservación afectados por el fuego u otros procesos de degradación.

    La FCBC lo hace mediante la coordinación con los planes y acciones oficiales de restauración en cada jurisdicción (nacional, departamental y municipal) y en acuerdos con los líderes de comunidades.