width: 100%;

QUIENES SOMOS

La Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC) es una organización sin fines de lucro establecida en el año 1999 con la Misión de Promover la convivencia armónica entre la sociedad y la naturaleza del Bosque Chiquitano, a través del conocimiento, valoración y conservación de su patrimonio natural y cultural.

En la actualidad las oficinas centrales de la FCBC se encuentran en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, con programas y proyectos de diferentes escalas y duraciones en gran parte de la región chiquitana.  Tiene un equipo profesional de alrededor de cincuenta personas y relaciones colaborativas con un número considerable de otras organizaciones nacionales y extranjeras, lo cual potencia su accionar y a la vez apoya el fortalecimiento del sector ambientalista en Bolivia.»

NUESTRA VISIÓN

«Un Bosque Chiquitano saludable que aporta al bienestar de la sociedad como resultado de su compromiso con los derechos y valores de la naturaleza.»

NUESTRA MISIÓN

«Promover la convivencia armónica entre la sociedad y la naturaleza del Bosque Chiquitano, a través del conocimiento, valoración y conservación de su patrimonio natural y cultural.

 

ÁREA DE TRABAJO

El Bosque Seco Chiquitano comprende una ecorregión que se extiende casi en su totalidad en Bolivia, particularmente en el departamento de Santa Cruz,  y en menor medida en el norte de Paraguay y el oeste de Brasil. Con una extensión de más de 24 millones de hectáreas corresponde al bosque seco tropical más extenso y aún mejor conservado del mundo. Seis meses de período de lluvias y seis meses de sequía hacen a este bosque muy especial en su biodiversidad pero también extremadamente frágil. Valiosas especies maderables como el cedro, el roble, el tajibo y el morado hacen al Bosque Chiquitano muy atractivo para fines de explotación comercial.

Desde el Bosque Seco Chiquitano se aporta a dos grandes cuencas hídricas de Sudamérica: el Amazonas y el Paraguay-Plata. La dinámica del Gran Pantanal de Bolivia y Brasil y su influencia hacia Paraguay, depende del estado de conservación de esta ecorregión.

La cultura Chiquitana, basada en las tradiciones indígenas en sincretismo con las misiones Jesuíticas del siglo XVIII y su vínculo con el entorno natural, crean una atmósfera especial a través de sus iglesias, artesanías y música barroca.  Sus variados paisajes y atractivos naturales y culturales, se encuentran presentes en numerosas y extensas áreas protegidas nacionales, departamentales y municipales y generan una fuente inagotable para el disfrute de los visitantes.

Sin embargo, la expansión agropecuaria, la colonización sin planificación, el desarrollo de infraestructura vial y la minería, están poniendo en riesgo los valores naturales y culturales del Bosque Chiquitano como así también su capacidad de desarrollo sostenible y adaptación al cambio climático. El recurso agua es sin duda el que más estará sufriendo las consecuencias de estos cambios.

HISTORIA

La FCBC fue originalmente creada para prevenir grandes impactos ambientales derivados del desarrollo en la ecorregión del Bosque Seco Chiquitano (Bosque Seco Tropical de Bolivia) que se tornaban previsibles por la construcción del gasoducto Río San Miguel – San Matías en 1999.  Este gasoducto atravesaba la ecorregión de manera transversal y por su zona central, y a esto se sumaban la construcción del Corredor Bioceánico que unía el Pacífico con el Atlántico y varias otras carreteras menores; conjunto de iniciativas que promovía una nueva fase de cambios para una ecorregión que hasta ese entonces había permanecido en gran medida aislada y auto-protegida.

La iniciativa se plasmó a través de un acuerdo entre un grupo de organizaciones ambientalistas y las empresas dueñas del gasoducto. Todos los fundadores se comprometieron a realizar aportes privados y voluntarios, independientes de las exigencias ambientales puntuales de ley, que ya las empresas estaban cumpliendo. Con el tiempo tanto las empresas como algunas organizaciones fueron cambiando luego de cumplir sus compromisos parcial o totalmente, dando lugar a la incorporación de otras entidades que actualmente son parte de la gobernanza institucional.

Durante su historia de 20 años la FCBC ha realizado aportes importantes en cuanto al conocimiento de la ecorregión, aspecto reflejado en una cantidad importante de publicaciones con fuerte contenido técnico y científico. Mucha de esta información se ha derivado de procesos del ordenamiento territorial municipal y de varias tierras comunitarias de origen. Al mismo tiempo tales procesos han generado decisiones que han desembocado en la creación de nuevas áreas protegidas municipales, en el fortalecimiento de otras y de organizaciones enfocadas en la sostenibilidad del desarrollo. En general todos los proyectos de la FCBC tienen un componente transversal que trata de lograr un equilibrio de la relación entre la gente y la naturaleza.

Gobernanza

Junta de Donantes

Contamos con una gobernanza institucional conformada por una Junta de Donantes, un Directorio y la Dirección Ejecutiva. 
La Junta de Donantes está conformada actualmente por 3 instituciones con sus representantes titulares y suplentes: Wildlife Conservation Society – WCS, Fundación Amigo de la Naturaleza – FAN, Asociación Universidad NUR.

Walter Ridder Saucedo

Walter Ridder Saucedo

Presidente, representante de FAN.

William Shoaie Baker

William Shoaie Baker

,Vice-presidente, representante de la NUR

Lilian Painter de Wallace

Lilian Painter de Wallace

Vocal, representante de WCS.

Directorio

El Directorio compuesto por personas naturales o individuales nombradas por la Junta de Donantes.

Karla Würth Pino-Ichazo

Karla Würth Pino-Ichazo

Presidenta

Lidia Sensano Rocha

Lidia Sensano Rocha

Vice - Presidenta

Rudy Guzmán

Rudy Guzmán

Vocal

Equipo de trabajo

Roberto Vides Almonacid

Roberto Vides Almonacid

Director ejecutivo

El equipo de trabajo de la FCBC está organizado en una estructura de programas y proyectos temáticos.  Estos responden a un plan estratégico institucional que se replantea cada 5 años. Sin embargo la organización también trabaja según un modelo adaptativo, con ajustes permanentes que reflejan lecciones aprendidas y evaluaciones anuales bien estructuradas.

En la Fundación se desempeñan profesionales en las ciencias naturales, en cartografía y geomática, en las ciencias forestales con sus diferentes ramas (maderables y no-maderables), en el manejo sustentable de recursos naturales, especialistas en áreas protegidas, en provisión de agua segura para uso humano y cocinas ecológicas de bajo consumo de madera, en ganadería sostenible, manejo de abejas nativas y extranjeras, entre otros.

FINANZAS

Una parte de los recursos anuales de la Fundación provienen de los ingresos derivados de su fondo fiduciario y otra parte del financiamiento de proyectos por parte de entidades bilaterales y multilaterales, así como de fundaciones nacionales y extranjeras, donantes privados y otros. En general la FCBC tiene una capacidad de manejar presupuestos anuales de entre 1 y 2 millones de dólares, tratando de que la mayor parte de tales recursos vayan a generar resultados en el campo. Es común para la organización tener a un grupo de personas experimentadas trabajando en el diseño de proyectos y propuestas, para no perder la continuidad de procesos vinculados a prioridades estratégicas, ni la permanencia de personal valioso como parte de la planta profesional de la organización